Aceptación

Casi todos los enfermos y sus familiares llegan a la aceptación; aceptar la enfermedad es encontrarle significado, un proceso que cada persona vive de forma diferente, pasando por diversas etapas que no tienen moralidad o tiempo.

Aceptar implica  ser realista y asumir los retos de la enfermedad y sus tratamientos,  reconocer las limitaciones, sin que signifique someterse a la enfermedad o los tratamientos propuestos, una respuesta flexible, equilibrada, coherente con los valores permite al paciente y el entorno asumir la condición de enfermedad con respeto por la dignidad humana adaptándose a las limitaciones, lo que implica en ocasiones cambiar comportamientos hasta el momento habituales sin causar crisis.

Pero aveces la enfermedad nos exige mas, perdonarnos y perdonar todas las cargas y rivalidades del pasado y asumir sin resentimiento la vida y sus retos, pues todos estos hechos traumaticos muchas veces impiden reorganizar la propia existencia.

Aceptando la realidad se recupera el equilibrio y el bienestar, pero no es necesariamente una situación estática, el paciente puede tener por momentos actitudes adaptativas previamente descritas que le permiten controlar las emosiones.

 

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Tumblr

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *